5 Razones para comprar una casa de segunda mano

¿Te estás planteando comprar una casa? Seguramente intentas encontrar respuestas a varias preguntas y una de ellas podría ser, ¿compro una casa nueva o una de segunda mano? La tendencia en España es comprar casa de segunda mano y aquí te contamos por qué.

Mejor ubicación

Normalmente, las casas de segunda mano se encuentran en zonas más ventajosas: cerca del núcleo urbano, servicios de transporte público, supermercados, colegios, etc. Por otro lado, las casas de obra nueva suelen estar más alejadas del casco histórico. Por lo tanto, si tu intención es vivir cerca del centro urbano, tienes más probabilidades de conseguirlo comprando una casa de segunda mano.

Bonificación si tienes menos de 32 años

Si tienes menos de 32 años y tu renta es inferior a los 30.000€ al año, al comprar una casa de segunda mano tendrás una bonificación de entre 5% y 10% de ITP. Siempre y cuando la casa sea de primera ocupación y esté destinada a vivienda habitual.

Precios asequibles

Una casa de segunda mano suele venderse por un precio menos elevado que el de una vivienda de obra nueva. Incluso si tienes que invertir para actualizar un poco la casa, seguirás teniendo ventaja en lo que se refiere al precio. Ten en cuenta que no todas las casas de segunda mano están totalmente para reformar. Hay muchas que se han conservado en buen estado y solo necesitarían alguna pequeña modificación.

Amplia oferta

La oferta de casas de segunda mano es mucho más amplia que la de casas de obra nueva. Si no tienes prisa, puedes esperar a encontrar la vivienda de obra nueva de tus sueños y que esté en una zona favorable. En cambio, si tu intención es adquirir una casa cuanto antes y que se encuentre cerca de todos los servicios, una vivienda de segunda mano es la mejor opción.

Estilo personalizado

Para sentirnos cómodos en nuestra casa, solemos reformarla y/o decorarla a nuestro gusto para que refleje nuestra personalidad. Comprando una casa de segunda mano tendrás la oportunidad de reformarla, adaptándola a tus gustos y necesidades. Además de la personalidad que darás a la casa, también conseguirás añadirle más valor, lo que significa un punto a favor si la vendes algún día.

Nuestro consejo es que antes de comprar una casa, sea de segunda mano u obra nueva, tómate tiempo para comparar ventajas y desventajas entre ambas categorías, precio, calidad y ubicación.